ARTISTAS INVITADOS; HOUDINI Y NERÓN.

A estas alturas sabes que por mi condición de mentalista, tengo algunas amistades un poco raras. Como yo, que ya es decir !!! En ocasiones, invito a estos “amigos” a que intervengan en algunos de mis espectáculos. Y esto es lo que pasó en uno de ellos.

SE APROXIMA EL MOMENTO

Después de haber realizado varias experiencias mentales, llega el momento esperado. Preparo a la audiencia comunicándoles que suelo compartir momentos y magias con gente y amigos no convencionales. Raros. Tanto como yo o más. Hoy tengo dos invitados. La expectación se refleja en los rostros de los asistentes. Vamos allá !

HOUDINI Y NERÓN

Con un espectador como testigo, empiezo el número (nunca mejor dicho). Estrecho la mano del imaginario Nerón y le doy un abrazo al aparentemente inexistente, Harry Houdini. Seguramente la gente no los puede ver. Pero están ahí. Y empiezo la entrevista aprovechando la presencia de Nerón, preguntándole que hay de cierto en la autoría del incendio de Roma. Culpa a los cristianos, coge su lira y empieza a cantar, cerrándose en banda. Pero se ríe por lo bajini.

En cambio, Houdini, reconoce un error bastante difundido en su biografía. No murió en uno de sus escapes sino que falleció por una peritonitis, a raíz de un golpe (puñetazo) a traición. “Aunque sin mala intención, me jodió bastante” comenta entre risas.

COMIENZA LA COLABORACIÓN

Observo que Harry, está muy juguetón. Le pido al espectador que abra la caja y no la puede abrir. Houdini está presionando la tapa. “Déjasela abrir”. Se abre la tapa y aparecen envueltos entre papeles, dos tornillos y dos tuercas,  relacionados con la última caja de donde escapó. Le pido a Harry que nos demuestre cómo lo hizo, para autentificar su presencia. Y sujetando el tornillo, la tuerca se desliza girando a través de él, hasta que sale del mismo.

Le pido al espectador que sujete el otro tornillo con la tuerca. Le pido a Nerón, ya que ha venido, su colaboración y haga lo mismo que su amigo. Y lo hace a la perfección.

NERÓN Y SU MALA PASADA

Tiro los papeles que han envuelto los tornillos en un vaso y doy por terminado el espectáculo. Agradezco la presencia de mis amigos  y me despido de mi público, separándome un poco de la mesa.

Uno de los camareros, impaciente por retirar, recoge el vaso con los papeles de mi mesa, sin darme cuenta. Y Nerón al parecer, prendió fuego a dichos papeles creando el pánico del camarero. Soltó el vaso, estalló en mil pedazos y el fuego casi origina una tragedia. No tan épica como la de Roma. Pero como la imaginación es libre….!

Desde entonces, cuando me se separo de la mesa para despedir el show, siempre vigilo por el rabillo del ojo. Que nunca puedo fiarme de mis raras amistades.

Nos vemos dentro de poco. Hasta entonces !!!!

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.