ÁNIMO CON LA LECTURA (TEST DEL LIBRO)

Hoy vamos  con un par de anécdotas de cuando he realizado el famoso y clásico test del libro. Por si no sabes de que va, se trata de percibir, adivinar, intuir palabras, números, dibujos, gráficos o cualquier cosa que esté impresa en papel. Valen libros, revistas..etc. Incluso hace años, era muy popular usar las guías telefónicas. ÁNIMO CON LA LECTURA

GUÍA TELEFÓNICA

Ocurrió en Zaragoza. Concursaba en el Nacional de Zaragoza en el 2004. La idea era tener precisamente una guía telefónica de Zaragoza. Un espectador elegía al azar un número de teléfono y yo tenía que haber repartido unos periódicos por la sala y por el Jurado, en donde estaba publicado dicho número. La aventura ocurrió cuando muy de mañana, empecé a buscar periódicos y no encontraba ningún ejemplar. ¿Tan madrugadores eran en Zaragoza? Ni en kioscos, ni en bares, ni papelerías. Tenía que comprar unos 30 o 40 ejemplares. Ni uno encontré.

Casi entrando en pánico (tenía recursos, pero lo chulo era el periódico) le comenté a la recepcionista del hotel el hecho. Menuda eficacia !! Me puso en contacto con la redacción de dicho periódico. Me llamo a un taxi. Cuando yo iba para allá, ella llamó, comento la situación y me pidió los 40 periódicos. No recuerdo cuantos, pero a la hora del concurso y con la lengua fuera, estaba yo en escena y los periódicos en su sitio. Pasando por alto que subiendo a la grada casi me caigo y la actuación bajó bastantes enteros, el test de libro con predicción de periódico salió redondo.

Gracias a los profesionales de vocación. Porque mi querida recepcionista podía haberse salido por la tangente perfectamente, sin quedar mal conmigo y en cambio prefirió ayudarme en mi problema. Eternamente agradecido !!!!!!

3 PALABRAS, 3 IMPRESIONES

Trabajaba en Heron City de Paterna, Valencia. Durante “algunos” martes de un año, la magia se hacía presente en todos los locales de restauración del sitio. Hace…..16 años. Casi na. Magia de cerca sobre todo, pero había un local que me pedía únicamente mentalismo.

 En una de las mesas estaban tomando café 3 personas. Me presenté y aceptaron una experiencia mental.

Con dos libros examinados por los tres (uno de los libros era de ellos y los examinados míos) les propuse que eligieran una palabra al azar de cada de uno de los libros.

El primero de ellos, apuntó la palabra en un papel y luego quemó el papel. El segundo, señaló con su índice la palabra que quería que le adivinara. El tercero, simplemente la memorizó.

Recuerdo el revuelo que se armó cuando terminé el experimento. Empecé con el primero, manteniendo con él una conversación y mi frase terminaba con su palabra que por supuesto, enfaticé. Con el segundo, la palabra estaba escrita con blanco sobre un espejo que había en el local (la magia se puso de mi parte). Y a la tercera persona, le pedí que pensara muy intensamente en su palabra y que si podía traspasarla a mi corazón, la cosa estaría bien. Le pedí que pusiera su mano sobre mi pecho y en unos segundos, me desabotoné la parte alta de mi camisa y allí….aparecía la palabra escrita.

Un poco desmedida la reacción, pero muy gratificante. Es más, la tercera persona que no tenía por costumbre leer me prometió que volvería a intentar involucrarse en la lectura. Con muchos aspavientos y aclamaciones, me despedí.

Y ese día fue uno de los que no duermes cuando llegas a casa, pensando en la fascinación, asombro e ilusión que  provocas en tu publico.

Nos vemos pronto con más. Se feliz !!!!

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.